La depresión, síntomas y tratamientos

¿Qué es la depresión?

Podemos identificar la depresión en el momento en el que nos sentimos tristes, infelices, melancólicos. Y si, además, estos sentimientos interfieren en nuestra vida diaria podemos hablar de depresión clínica.

Estas emociones pueden darse a cualquier edad y son diversos los motivos que causan tales penas. Si bien las causas son diferentes según la edad también podemos diferenciar niveles que pueden ir desde síntomas pasajeros de un momento hasta trastornos depresivos que pueden perpetuarse durante algunos años.

Depresión en adultos

Puede ocurrir por motivos laborales, de salud, embarazo, etc. El patrón en común puede ser tristeza, culpabilidad. Que conducen a un estado de posible irritabilidad y abatimiento.

En el caso de los adolescentes, puede venir originada por la relación familiar, como el divorcio de los padres, noviazgos, problemas para socializar y trastornos en el aprendizaje. Los síntomas más comunes pueden ser la crítica negativa generalizada, problemas para dormir y cambios en los hábitos diarios como la hora de la comida.

Depresión en la mujer

En la mujer se pueden dar estados de depresión relacionados con un embarazo, tanto antes como después del parto. Viene dado por todos los cambios en el cuerpo como:

  • Aspecto físico
  • Preocupaciones por madre
  • Falta de tiempo y libertad

También tenemos en cuenta los cambios a nivel laboral, y la conciliación. Sin olvidar la situación económica que puede originar un nuevo miembro en la familia.

Tratamiento de la depresión

Depresión y tristeza
Depresión y tristeza

Es muy importante ser consciente, de la disfunción emocional que podemos estar acarreando. Si desconocemos las causas de algún comportamiento errante, que se extralimita de los cauces normales habituales, lo mejor es dejarse asesorar. Siempre recomendamos que sea un especialista psicólogo, que nos puede reorientar sobre posibles causas y, en su caso, las opciones de tratamiento recomendadas.

Podemos hablar de cómo tratar la depresión para los casos más comunes, pero nunca lo aconsejamos sin antes asistir a la consulta de un profesional. Podemos recomendar:

  • Hacer ejercicio de manera regular
  • Comida saludable
  • Evitar irritabilidad y preocupaciones
  • Hablar con personas cercanas (familia, amigos, etc.)

Y en los estados avanzados de depresión siempre recomendamos la atención de un facultativo especializado.
En nuestro centro de psicología serás atendido de manera eficaz y profesional

Terapia cognitiva para la depresión

Es un sistema psicoterapéutico cuya eficacia esta claramente contrastada a través de estudios e investigaciones.

El modelo estructural, de Aaron Beck, diferencia primeramente los esquemas cognitivos que, no siendo dañinos, forman parte de la persona que ha ido formando a través de la cultura, educación, etc. Es un proceso sano e innato, que forma en la persona, unos esquemas relacionados con distintos aspectos de la vida, tanto personales como laborales o empresariales.

Cuando la depresión conlleva una visión negativa de uno mismo, de su entorno y del futuro afectará negativamente la percepción. La suma de estos factores influirá negativamente sobre la persona resaltando los aspectos negativos.

El modelo de terapia cognitiva para la depresión estudia la percepción e interpretaciones de situaciones ajustadas a un momento concreto. La suma de los mensajes breves y persistentes provocarán un estado de ánimo negativo. Provocando pensamientos y mensajes negativos que su vez inducirán la emoción de la tristeza en su forma más fuerte.

El tratamiento para la depresión con terapia cognitiva, reside en detectar, para luego cuestionar y posteriormente discutir sobre las ideas que el paciente se ha formado erróneamente. Requiere de una planificación en la que la actitud y preparación del terapeuta es indispensable manejando emociones como la confianza, empatía y la honestidad.

El proceso terapéutico puede establecerse a través de técnicas conductuales, cognitivas.

Psicología positiva

Esta demostrado que contribuir al desarrollo de la persona tiene un gran impacto en áreas de salud, educativa y clínica principalmente.

En estos ámbitos, la psicología positiva estudia las fortalezas y virtudes humanas y sus efectos sobre el individuo. Constituyendo una valiosa habilidad en la prevención de trastornos psicológicos que contribuye además en la recuperación de una manera importante.

Este nuevo propósito, supone un giro opuesto a la orientación tradicional de la psicología que se centraba en el tratamiento de las emociones negativas (ansiedad, depresión, estrés, etc.)

Se puede orientar hacia un nivel educativo aplicado al desarrollo de los jóvenes, motivación académica, orientación familiar enfatizando y optimizando las fortalezas como la proactividad, perseverancia, etc.

Un ejemplo del valor de algunas emociones en las personas es que, una persona optimista puede tener una vida más prolongada y de mejor calidad que aquellos que son pesimistas.

La perspectiva de la psicología positiva es aplicable en todas las áreas de esta ciencia. Abarcando un amplio campo de investigación y aplicando instrumentos válidos.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies