Cómo mejorar la autoestima en adolescentes

Para poder acompañar al adolescente debemos hacer una pequeña introducción a esta etapa de reconstrucción de su identidad, entender que los adolescentes necesitan adentrarse en su mundo de iguales para así poder afianzar los valores adquiridos en su familia y empezar a explorar el mundo tomando sus primeras decisiones importantes por su cuenta.

Para lanzarse al mundo es primordial tener una autoestima sana, en una etapa de cambios físicos, psicológicos y emocionales. En este proceso el adolescente debe de probarse a si mismo, su grupo de iguales comienza a ser lo más importante, teniendo en cuenta las opiniones y comportamientos del grupo.

Los padres pasan a un segundo plano, funcionando como de red de apoyo desde la distancia, permitiendo que el adolescente se pruebe a si mismo con la seguridad que si se caen tienen una buena red que les va proteger y ayudarles a levantarse.
La autoestima en los adolescentes

La autoestima no se puede medir, varía en función de nuestras experiencias, creencias, metas, logros, fracasos que vayan adquiriendo y guardando en su recuerdo. Como vivan cada uno de sus logros y cada uno de sus fracasos influirá en su autoestima. La autoestima debe de estar asentada en algo real, la autoestima incondicional, sin ningún hecho donde poder apoyarse no les vale para enfrentarse a la vida.

La terapia de acompañamiento a adolescentes antes de iniciar su etapa adulta es una de nuestras especialidades, los terapeutas somos guías que ayudamos en el camino, les enseñamos a utilizar su brújula interior, a leer los diferentes escenarios y tomar sus propias decisiones, colocarles en un lugar donde puedan pensar y así poder   tomar perspectiva cuando se ven envueltos en situaciones donde no encuentran salida sintiendo que su mundo se les viene encima.

Trabajar la autoestima del adolescente debe de ser prioritario, permitir que se equivoque y cometa sus propios errores, enseñarles que no teman meter la pata, todo forma parte de su crecimiento como personas.

Obsérvales, permíteles que tengan su espacio y confía en sus recursos internos para tomar buenas decisiones. Recuerda que tú también fuiste un adolescente para empatizar y escuchar desde la calma.

A continuación, os quiero señalar 7 mensajes básicos para decirles a vuestros adolescentes en esta etapa de cambios:

1 -No te castigues por tus errores, perdónate
El adolescente que se bloquea en algún aspecto de su vida puede arrastrarlo durante años, más vale prevenir. Hay que enseñarles a que se traten con cariño, que se hablen como si hablasen a un amigo suyo que se ha equivocado.

2 -Los demás son iguales que tú, no te compares
Cuando el adolescente se compara puede pensar que no es válido por ser diferente a sus iguales, en consulta trabajamos que en la diversidad está el crecimiento del grupo. Cada uno tiene su especialidad que le hace una persona única. Cuando conocen sus fortalezas, se sienten más seguros.

3 -Aprende a decir NO
Tener el valor de decir no sin temor a quedarte fuera del grupo, si no ponen sus límites, los demás le impondrán los suyos y eso les hará sentir como una marioneta sin control.

4 -Tu opinión es la más importante, escúchate
Cuanto mayor es su conocimiento sobre sí mismo, mayor es su confianza y mayor su capacidad de que las opiniones de los demás no le afecten a la hora de tomar decisiones. Si se equivocan, que sea por algo que han decidido ellos.

5 -Mira el lado positivo
Venimos sin libro de instrucciones, si piensan que la vida es aprendizaje, sacaran provecho de cada situación que se encuentren.

6 -No trates de agradar, se fiel a ti mismo
No le puedes gustar a todos, vivir para agradar es vivir en una cárcel que les obliga a ponerse una máscara para poder permanecer en el grupo. Enseñarles a valorar lo que piensan, sus ideas son igual de importantes.

7 -Admite los elogios
Si aprenden a dar las gracias cuando dicen algo bueno de ellos, les ayudará a reforzar partes de sí mismo.

Si vuestros adolescentes tienen una autoestima sana, podrán afrontar la vida y sus experiencias sin miedos, sintiéndose seguros independientemente de los resultados. Como sabemos son años decisivos antes de ser entrar en el mundo de adultos, si ves que tu hijo se pierde, no dudes en buscar ayuda terapéutica. Cuanto antes se aborden los problemas, antes se solucionan. Los padres debemos hacernos expertos en buscar las mejores realidades de nuestros hijos y mostrárselas.

Redacción:
Alicia Canabal
Terapeuta especializada en adolescentes en CIPAP

También te puede interesar...

1 Comentario

  1. […] infantiles se encargan de observar el comportamiento de los niños desde que nacen hasta la adolescencia. Esto te permite conocer buy cualquier anomalía en su personalidad a tiempo, analizar patrones de […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies